Vivir de forma saludable podría contrarrestar el riesgo genético de cáncer de mama

Overweight Woman Eating Healthy Meal in KitchenPor Amy Norton, Reportera de HealthDay

El estilo de vida podría importar incluso más cuando su ADN trabaja en contra suya, muestra una investigación

Las mujeres que portan variantes genéticas comunes asociadas con el cáncer de mama pueden de cualquier forma reducir su riesgo de sufrir la enfermedad si siguen un estilo de vida saludable, sugiere un estudio reciente de gran tamaño.

De hecho, el estilo de vida podría ser especialmente potente para las mujeres con un riesgo genético relativamente alto de cáncer de mama, hallaron los investigadores.

“Esos riesgos genéticos no están grabados en piedra”, dijo el investigador principal, Nilanjan Chatterjee, profesor en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

El estudio encontró que 4 factores del estilo de vida eran claves: mantener un peso saludable; no fumar; limitar el alcohol, y no usar la terapia hormonal después de la menopausia.

Los investigadores estimaron que si todas las mujeres blancas estadounidenses hicieran eso, se podrían evitar casi el 30 por ciento de los casos de cáncer de mama. Y la mayoría de esos casos evitables de cáncer serían de mujeres con un riesgo alto debido a los antecedentes familiares y a las variaciones genéticas que portan.

El estudio no incluyó a las mujeres con las mutaciones del gen BRCA que aumentan sustancialmente el riesgo de cáncer de mama y de ovario.

En lugar de eso, se centró en 92 variantes genéticas que, individualmente, solo cambiarían un poco el riesgo de cáncer de mama de una mujer.

Pero las variantes son mucho más habituales que las mutaciones del BRCA, dijo Chatterjee. Y sus efectos en el riesgo de cáncer de mama se suman, explicó.

Una pregunta que se ha planteado es: ¿Hasta qué punto importa el estilo de vida para estas mujeres?

La respuesta: “Los factores del estilo de vida podrían ser incluso más importantes para las mujeres con un riesgo genético más alto que para las que tienen un riesgo genético bajo”, comentó.

Los resultados aparecen en la edición en línea del 26 de mayo de la revista JAMA Oncology. Los resultados se basaron en los expedientes de más de 40,000 mujeres a las que se hicieron pruebas de 24 variantes genéticas que anteriormente se habían asociado con el riesgo de cáncer de mama.

El equipo de Chatterjee creó un “modelo” para predecir el riesgo de una mujer de sufrir cáncer de mama, usando esa información genética junto con otros factores. Estos otros factores incluían los que no pueden cambiarse (como los antecedentes familiares de cáncer de mama y la edad en que empezó la menstruación) junto con los hábitos del estilo de vida.

Los investigadores añadieron entonces un elemento más a la mezcla: Estimaron los efectos de 68 otras variaciones genéticas de las que no se habían hecho pruebas a las mujeres.

En general, sugiere el estudio, la mujer blanca promedio de 30 años tiene un 11 por ciento de probabilidades de haber desarrollado cáncer de mama para cuando tiene 80 años.

Algunas mujeres tendrían unas probabilidades más altas debido a sus genes y otros factores que no pueden cambiar. Pero las decisiones del estilo de vida en realidad podrían cambiar mucho las cosas para ellas, dijo Chatterjee.

Incluso las mujeres con los riesgos más altos (el 10 por ciento de las que tienen el riesgo más alto) podrían reducir sus probabilidades de sufrir un cáncer de mama hasta un valor promedio si mantienen un peso saludable, no fuman ni beben alcohol, y no usan la terapia hormonal, sugiere el estudio.

“La moraleja, y este estudio proporciona evidencias de ello, es que a nivel poblacional, una cierta cantidad de casos de cáncer de mama se evitarían si las mujeres hicieran estas cosas”, dijo William Dupont, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee.

Pero añadió alguna precaución con respecto al reemplazo hormonal. Las evidencias sugieren que la terapia hormonal en la menopausia durante un periodo corto solo tiene un efecto pequeño en el riesgo de cáncer de mama.

“No creo que las mujeres deberían tomarse esto como si significara que tienen que abstenerse por completo después de la menopausia”, dijo Dupont, coautor de un editorial publicado con el estudio.

Dupont también enfatizó que el modelo que habían creado los investigadores tiene limitaciones. De modo que no debería usarse para “predecir” el riesgo de cáncer de mama de ninguna mujer en particular.

Por supuesto, aparte de la cantidad pequeña de pacientes a las que se hacen pruebas de las mutaciones del BRCA, la mayoría de las mujeres no sabrían si portan genes asociados con un riesgo de cáncer de mama más alto.

Pero en el futuro quizá podrían, dijo Chatterjee. A medida que en el costo del análisis genético disminuye, dijo, es posible que las mujeres se hagan pruebas de las variantes comunes que afectan a su riesgo de cáncer de mama.

Dupont se mostró de acuerdo. Esa información, dijo, podría ayudar a los médicos a dar a las mujeres consejos más individualizados sobre las pruebas de cáncer de mama, por ejemplo.

Pero Dupont también apuntó a la complejidad de las enfermedades como el cáncer de mama. Muchos genes “se unen” para influir en el riesgo, y, tal y como ilustra el presente estudio, son solamente una parte de toda la situación.

Por ahora, Dupont y Chatterjee enfatizaron la importancia de una dieta saludable, del ejercicio y de no fumar para todo el mundo.

Aunque se necesita más investigación para confirmar los hallazgos en las mujeres que no son blancas, Chatterjee afirmó que lo más probable es que los mismos patrones generales también se aplicarían a ellas.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el riesgo de cáncer de mama.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: Nilanjan Chatterjee, Ph.D., professor, biostatistics, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; William Dupont, Ph.D., professor, biostatistics and preventive medicine, Vanderbilt University School of Medicine, Nashville, Tenn.; May 26, 2016, JAMA Oncology, online

Amamantar podría reducir la reincidencia y mortalidad de cáncer de mama: estudio

bigstock-169527194Por Kathleen Doheny, Reportero de HealthDay

Los mayores beneficios se han visto en los tipos de tumores más comunes, según los investigadores

Las mujeres que amamantan a sus hijos y más tarde desarrollan cáncer de mama son menos propensas a que el cáncer regrese o a que éste sea letal comparadas con mujeres que no amamantaron, según un nuevo estudio.

“En este estudio de más de 1,600 mujeres con cáncer de mama descubrimos que en aquéllas que habían amamantado había una reducción del 30 por ciento de la probabilidad de que el cáncer regresara”, dijo Marilyn Kwan, investigadora en la división de investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California, quien encabezó el estudio. “También observamos que las que habían amamantado tenían una reducción del 28 por ciento del riesgo de morir de cáncer de mama”.

El estudio se publicó en línea el 28 de abril en Journal of the National Cancer Institute.

Los científicos señalaron que otros estudios han descubierto que amamantar está ligado con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

“Si una mujer amamanta, reduce su riesgo de desarrollar cáncer de mama entre 5 y 10 por ciento, aunque también depende de otros factores”, dijo Kwan, como el número de hijos que haya tenido. “Creemos que éste es uno de los primeros estudios que examinan la relación entre dar pecho y el cáncer de mama, tanto en la prognosis como en la supervivencia”, añadió.

“En general, nuestro estudio confirma que amamantar no sólo es bueno para el niño, sino que también podría beneficiar a la madre”, dijo Kwan.

Su equipo descubrió que la lactancia tiene un efecto benéfico que disminuye las probabilidades de recurrencia o mortalidad del cáncer de mama, y que esta protección es más efectiva contra los cánceres de mama más comunes.

El estudio se apoyó en evidencia previa sobre la relación entre la lactancia y el cáncer de mama, dijo la doctora Joanne Mortimer, directora de los Programas de Cáncer Femenino y codirectora del Programa de Cáncer de Mama en el Centro de Cancerología de City of Hope en Duarte, California.

El mensaje que se enfatiza en este nuevo estudio, explicó Mortimer, es que “las mujeres que amamantan sufren cáncer de mama menos agresivo”. Dijo que si bien esto ya se sabía, el nuevo estudio añade detalles sobre los tipos de tumores.

El equipo de Kwan observó dos grupos de mujeres, unas diagnosticadas entre 1997 y 2000 y otras entre 2006 y 2013. La mayoría eran pacientes en Kaiser Permanente, una importante organización de manutención de la salud.

Los científicos observaron una asociación entre la lactancia y resultados más favorables en casos de cáncer de mama, pero el estudio no demostró causa y efecto. Los investigadores descubrieron que la relación era estadísticamente importante en casos de cáncer de mama que pertenecen al subtipo luminal A, e incluyen tumores de receptor de estrógeno positivo (RE-positivo), el tipo más común de cáncer de mama. Sin embargo, no encontraron que la relación estadística fuera lo suficientemente substancial para otros tipos de cáncer de mama.

Si bien Kwan descubrió una reducción de 30 por ciento en el riesgo de reincidencia de cáncer de mama en aquéllas que dieron pecho, cuando tomaron en cuenta el tiempo que alimentaron a sus hijos observaron que cualquier periodo de lactancia disminuía el riesgo, pero la relación no era tan fuerte para las que amamantaron menos de seis meses.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda la leche materna como único alimento durante los primeros seis meses de vida, seguida por una combinación de leche y otros alimentos introducidos paulatinamente, hasta por un año o más. La leche materna protege a los bebés de enfermedades como la diabetes, infecciones, y sobrepeso. Según la AAP las madres que amamantan tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama y ovarios.

Kwan y otros investigadores especulan que amamantar puede ser preventivo por distintas razones. Por ejemplo, disminuye el número total de ciclos menstruales, y esto disminuye la exposición acumulada a hormonas que pueden favorecer el crecimiento de algunos tumores. Kwan explicó que amamantar también aumenta la diferenciación o maduración de las células conductuales del pecho, que quizá las haga más resistentes al cáncer.

Mortimer dijo que este posible mecanismo tendría sentido basándose en el concepto de que una mama no se desarrolla completamente hasta que haya lactado.

Para más información

Para más información sobre amamantar, vea el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos(U.S. Department of Health and Human Services).
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTES: Marilyn Kwan, PhD, investigadora, división de investigación de Kaiser Permanente en Oakland, Calif.; Joanne Mortimer, M.D., directora, Programas de Cáncer Femenino, codirectora, Programa de Cáncer de Pecho, Centro de Cancerología de City of Hope, Duarte, Calif.; Journal of the National Cancer Institute, en línea, 28 de abril de 2015

Más hombres con cáncer de mama se extirpan el segundo pecho

bigstock-164879693La tendencia se asemeja a la observada en las mujeres, afirman unos investigadores

Ha habido un aumento marcado en la cantidad de hombres estadounidenses con cáncer en un pecho que se someten a cirugía para extirpar el pecho libre de cáncer, señala un estudio reciente.

Los autores del estudio dijeron que esta es la primera investigación en identificar esta tendencia en los hombres, que ha estado ocurriendo en las mujeres estadounidenses en las dos últimas décadas.

“El aumento en la tasa de este procedimiento costoso e importante, sin evidencia de beneficios en la supervivencia ocurre, paradójicamente, en un momento en que hay un mayor énfasis sobre la calidad y el valor de la atención del cáncer”, comentó el autor del estudio, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente de investigación sobre vigilancia y servicios sanitarios de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

El estudio incluyó a más de 6,300 hombres que se sometieron a cirugía por cáncer en un pecho. Las cirugías ocurrieron entre 2004 y 2011. El porcentaje de hombres que también extirparon su pecho sin cáncer aumentó del 3 por ciento en 2004 al 5.6 por ciento en 2011, encontró el estudio.

Los más propensos a extirparse el pecho sin cáncer eran más jóvenes, blancos y tenían seguro privado, según el estudio.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 2 de septiembre de la revista JAMA Surgery.

“Los proveedores de atención sanitaria deben ser conscientes de que el aumento que hemos observado en la extirpación del pecho no afectado no se limita a las mujeres, y los médicos deben conversar cuidadosamente con sus pacientes de sexo masculino sobre los beneficios, daños y costos de esta cirugía, para ayudarlos a tomar decisiones informadas sobre sus tratamientos”, aconsejó Jemal en un comunicado de prensa de la revista.

Los hombres conforman apenas un 1 por ciento de los pacientes de cáncer de mama en Estados Unidos.

El porcentaje de mujeres con cáncer de mama invasivo en un pecho que se extirpan el pecho sin cáncer aumentó del 2 por ciento en 1998 al 11 por ciento en 2011. Esto sucedió a pesar del riesgo de complicaciones y la falta de pruebas de que mejore las probabilidades de supervivencia, según la información de respaldo del estudio.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de mama en los hombres.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTE: American Cancer Society, news release, Sept. 2, 2015

¿Podrían las frutas y las verduras salvar corazones en todo el mundo?

healthy eating, dieting and people concept - smiling young womanUn nuevo análisis encuentra que un consumo bajo se vincula con más años perdidos de vida sana

Lograr que la gente de todo el mundo coma más frutas y verduras podría reducir de forma significativa la discapacidad y la muerte prematura por la enfermedad cardiaca, informan unos investigadores.

Para el estudio, los investigadores analizaron datos y estudios anteriores para determinar cómo el consumo de frutas y verduras afectaba a la cantidad de “años de vida relacionados con la enfermedad cardiaca y ajustados por discapacidad” (DALY, por sus siglas en inglés), que son los años saludables perdidos por la discapacidad o la muerte, en 195 países. Cada DALY es un año perdido de vida sana.

Los hallazgos mostraron que una ingesta baja de frutas explicaba poco más de 57 millones de DALY, y una ingesta baja de verduras explicaba más de 44 millones de DALY.

El sufrimiento por la enfermedad cardiaca atribuido a una ingesta limitada de frutas fue el más bajo en Ruanda (un 5 por ciento) y el más alto en Bangladesh (un 23 por ciento). El sufrimiento por la enfermedad cardiaca atribuido a una ingesta limitada de verduras fue el más bajo en Corea del Norte (más o menos un 6 por ciento) y el más alto en Mongolia (más de un 19 por ciento), según el informe.

Los países más ricos tenían el sufrimiento más bajo de enfermedad cardiaca asociado con una ingesta baja de frutas y verduras, dijeron los autores del estudio.

Los hallazgos sugieren que unos esfuerzos por mejorar el consumo de frutas y verduras de las personas podrían conducir a millones de años de vida sana adicionales en todo el mundo, concluyó el investigador Patrick Sur, de la Universidad de Washington, en Seattle.

El estudio fue presentado el martes en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Portland, Oregón. Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre cómo comer sano.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: Epidemiology and Prevention/Lifestyle and Cardiometabolic Health, news release, March 7, 2017

Los padres pueden jugar un papel clave en que los niños creen hábitos saludables

Mother And Daughter Doing Yoga ExercisesApague el iPad y eduque con el ejemplo, sugiere un estudio

Animar a sus hijos para que coman bien, hagan ejercicio y limiten el tiempo que pasan delante de las pantallas quizá no sea suficiente para infundirles unos hábitos saludables. También se debe educar con el ejemplo, sugirieron los investigadores.

“Aunque cualquier respaldo que puedan dar los padres es bueno, descubrimos que los niños tenían más probabilidades de cumplir con las directrices si los padres les apoyaban de forma activa y comprometida”, dijo la autora del estudio, la Dra. Heather Manson.

Eso significa llevar a su hijo al parque a jugar, tener disponibles opciones de alimentación saludable y restringir el tiempo delante de las pantallas, señaló Manson, jefa de promoción de la salud y prevención de enfermedades crónicas y lesiones de Public Health Ontario, en Canadá.

En Estados Unidos y Canadá, aproximadamente 1 de cada 3 niños tienen sobrepeso u obesidad, lo que les pone en riesgo de sufrir problemas de salud graves. Los médicos saben ahora que vivir de forma saludable implica no solamente moverse más, sino estar menos tiempo sentado: tener menos conductas sedentarias, como mirar la televisión o entrar en internet, indicaron los investigadores.

Para este nuevo estudio, los investigadores realizaron una encuesta telefónica de más de 3,200 padres con al menos un hijo menor de 18 años en Ontario. Se preguntó a los padres por las conductas relacionadas con las directrices nacionales de actividad física, alimentación saludable y el tiempo adecuado delante de la televisión/pantallas.

En Canadá, se aconseja que los niños y adolescentes de 5 a 17 años hagan al menos 60 minutos de actividad física de moderada a intensa al día. En función de la edad y el sexo, las directrices recomiendan comer de 4 a 8 porciones de fruta y verdura al día. Con respecto al tiempo recreativo delante de las pantallas, la recomendación es dos horas como máximo.

Los investigadores hallaron que los padres que llevaban a sus hijos a lugares en los que podían ser físicamente activos, como los parques infantiles y los programas deportivos, tenían el doble de probabilidades de afirmar que sus hijos cumplían con las directrices de ejercicio que los que no.

Los padres que participaron en las actividades con sus hijos tenían un 35 por ciento más de probabilidades de afirmar que sus hijos cumplían con las directrices que los que no lo hicieron.

Además, los padres que ofrecían frutas y verduras crudas entre las comidas tenían casi 5 veces más probabilidades de afirmar que sus hijos cumplían con las directrices de nutrición, según el estudio.

Insistir en las comidas familiares y en ver menos televisión también fue de ayuda.

Los padres que comían en casa, pero lejos de la televisión, tenían un 67 por ciento más probabilidades de decir que sus hijos comían la suficiente fruta y verdura. Y los padres que reforzaban las normas con respecto a la televisión, las tabletas y otros dispositivos electrónicos tenían el doble de probabilidades de afirmar que sus hijos seguían las directrices con respecto a las pantallas.

“Todas estas cosas requieren algo de esfuerzo por parte de los padres”, dijo Manson, pero añadió que los resultados merecen la pena.

Los hallazgos se hacen eco de lo que Stephanie Quirantes, dietista comunitaria, ve en sus programas del Hospital Pediátrico Nicklaus de Miami. Uno, llamado Healthy Chicas, inscribe a las adolescentes hispanas con sobrepeso y a sus madres. “Queremos que las madres sepan cosas sobre el ejercicio y la nutrición”, dijo Quirantes.

El modelo de rol funciona, indicó.

“No basta con decir: ‘hazlo'”, dijo Quirantes. Cuando las adolescentes ven que sus madres siguen unos hábitos más sanos, eso las motiva a ellas también.

Los hallazgos sugieren que “nos estamos moviendo en la dirección adecuada con lo que estamos haciendo”, dijo Quirantes.

Tener zanahorias y frutas cortadas a trozos en recipientes en la nevera ayuda.

“Tenga los refrigerios listos para comer”, dijo, para que sus hijos puedan tomarlos para cuando vayan de camino al entrenamiento deportivo o a hacer actividades extraescolares. “Los niños no van a cortar la fruta”, comentó.

Quirantes dijo que los beneficios son para ambas partes. Las madres que participan con sus hijas a menudo mejoran sus propios hábitos de salud, anotó.

El estudio aparece recientemente en la revista BMC Public Health.

Más información

Para obtener consejos sobre cómo criar a niños saludables, visite Alliance for a Healthier Generation.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: Heather Manson, M.D., M.H.Sc., chief, health promotion, chronic disease and injury prevention, Public Health Ontario, and associate professor, University of Toronto Dalla Lana School of Public Health; Stephanie Quirantes, M.S., R.D.N., community dietitian, Nicklaus Children’s Hospital, Miami, Fla.; BMC Public Health

Lo que hay que saber sobre el colesterol

Cholesterol TestUn experto cardiaco explica la diferencia entre el tipo bueno y el malo

El colesterol tiene un rol vital para la salud, así que es importante comprender los distintos tipos de colesterol y cómo influir en sus niveles, afirma un especialista cardiaco.

“El colesterol bueno o lipoproteína de alta densidad [HDL] recicla el colesterol y la grasa en el cuerpo”, comentó el Dr. Alex Garton, cardiólogo intervencionista no invasivo en el Instituto CardioVascular PinnacleHealth, con sede en la parte central de Pensilvania.

“Lo que llamamos colesterol malo o lipoproteína de baja densidad [LDL] es ‘malo’ porque cualquier LDL sobrante se deposita en los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de enfermedad vascular. El HDL puede ayudar a prevenir esto al ‘reciclar’ las cantidades excesivas de colesterol malo”, explicó Garton en un comunicado de prensa del instituto.

El colesterol total puede ser engañoso, así que es importante saber los niveles tanto del colesterol malo como del bueno.

Los niveles de LDL en general se deben mantener por debajo de los 130 miligramos por decilitro (mg/dL) de sangre. Pero un nivel de 100 mg/dL se considera “óptimo”, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de EE. UU.

Los niveles de HDL deben estar por encima de 40 mg/dL, señala el NHLBI. Y los niveles por encima de 60 mg/dL son incluso mejores.

Pero los niveles de colesterol son solo parte del panorama general, enfatizó Garton.

“Fumar cigarrillos, tener hipertensión o los antecedentes familiares de enfermedad cardiaca temprana pueden también aumentar los riesgos relacionados con el colesterol de un paciente. Esos factores en realidad reducen la cifra de colesterol LDL que significa que un paciente está en riesgo de enfermedad cardiaca”, apuntó.

Otros factores pueden aumentar el riesgo por unos niveles más bajos de LDL. Éstos incluyen la diabetes, la obesidad y los antecedentes familiares de niveles malsanos de colesterol, dijo Garton.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomienda que todos los adultos de a partir de 20 años de edad evalúen su colesterol y otros factores tradicionales del riesgo cardiaco cada cuatro a seis años, dijo Garton.

Anotó que el colesterol alto con frecuencia no causa síntomas. Esto significa que las pruebas regulares son la mejor forma de protegerse.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre el colesterol.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: PinnacleHealth System, news release, February 2017

Consejos para las mochilas de una profesional

Happy Hispanic Student Boy with Backpack in the Library.Las mochilas sobrecargadas causan lesiones a miles de niños en edad escolar en EE. UU.

El hecho de que las mochilas no queden bien a los niños que van a la escuela podría ponerles en riesgo de sufrir lesiones musculares, además de dolor de espalda, de cuello y de hombros, advierte una experta.

“Las mochilas muy cargadas se deben llevar y usar correctamente para evitar lesiones como distensiones, torceduras y problemas de postura”, dijo la cirujana ortopédica de columna, la Dra. Nitin Khanna, vocera de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons).

“Se deben usar ambos tirantes de hombros para mantener el peso de la mochila mejor distribuido y se deben ajustar los tirantes para que la carga quede cerca de la espalda. Las mochilas con ruedas también son una buena opción, si se pueden usar con facilidad dentro de la escuela de su hijo”, planteó Khanna en un comunicado de prensa de la academia.

Entre los libros de texto y los aparatos electrónicos, las mochilas pueden fácilmente llegar a pesar demasiado para un niño. Los médicos y los hospitales de Estados Unidos trataron a 10,000 niños y adolescentes de entre 5 y 18 años por lesiones relacionadas con las mochilas en 2015, según la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU.

Muchas de esas lesiones son prevenibles, dijo Khanna. Aquí ofrece algunos consejos de seguridad:

Cuando los niños levanten una mochila, deberían doblar las rodillas. Deberían llevar solamente los artículos que necesiten ese día, y pasar por el casillero a lo largo del día para dejar los libros más pesados.

Enseñe a los niños a poner los artículos más pesados abajo y en el centro de la mochila, aconsejó Khanna.

La mochila debería tener el tamaño adecuado para el niño. Si parece que pesa demasiado, haga que sus hijos lleven algunos libros en los brazos, para reducir la carga de la espalda.

Pregunte a los niños si sienten entumecimiento o un hormigueo en los brazos o piernas. Esto podría indicar que una mochila no le viene bien o que tiene demasiado peso.

Más información

El Consejo Nacional de Seguridad de EE. UU. tiene más información sobre la seguridad de las mochilas para ir a la escuela.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: American Academy of Orthopaedic Surgeons, news release, Aug. 15, 2016

Incluya las vacunas en la lista para volver a la escuela de los niños

Vaccination concept. Female doctor vaccinating cute little girlLas inmunizaciones protegen de enfermedades infantiles potencialmente devastadoras, según la FDA

A medida que los padres comienzan a preparar a sus hijos para enviarlos de vuelta a las clases, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. afirma que es un buen momento para recordar que las vacunas tienen un importante rol para mantener a los niños sanos.

Así que asegúrese de que su hijo esté al día con las inmunizaciones y protegido del todo de enfermedades como el sarampión, la difteria, el tétanos y la pertussis (tos ferina), aconseja la agencia.

“Los padres deben saber que las vacunas protegen a sus hijos de muchas afecciones graves por enfermedades infecciosas. El riesgo de que una vacuna haga daño es mucho más bajo que el riesgo de una afección grave por una enfermedad infecciosa”, advirtió en un comunicado de prensa de la FDA Marion Gruber, directora de la Oficina de Investigación y Revisión de las Vacunas de la FDA.

La mayoría de efectos secundarios de las vacunas son menores y pasajeros. Por ejemplo, el lugar donde se pone la vacuna puede doler, o un niño podría desarrollar una fiebre leve.

Cuando vacune a su hijo, revise las hojas informativas de la vacuna. Según la ley, los profesionales de la atención de la salud deben proveer esas hojas, que describen tanto los beneficios como los riesgos de las vacunas, dijo Gruber.

Antes de vacunar a su hijo, informe al proveedor de atención de la salud sobre cualquier afección.

“Esto puede incluir que esté enfermo o que tenga antecedentes de alguna reacción alérgica u otras reacciones adversas a vacunas anteriores o sus componentes. Por ejemplo, se utilizan huevos en la producción de muchas vacunas contra la influenza (la gripe). Por lo tanto, es importante informar al proveedor de atención de la salud si el niño sufre de una alergia grave a los huevos”, aconseja la FDA.

Además, los paquetes de algunas vacunas que vienen en ampollas o en jeringas ya llenadas podrían contener látex, una goma natural que puede provocar reacciones alérgicas en los niños que son sensibles al látex, según la FDA. Avise al profesional de la atención de la salud si su hijo es alérgico al látex.

Los padres y cuidadores también deben hablar con el profesional de la atención de la salud sobre qué vacunas se deben administrar o no a un niño con un sistema inmunitario debilitado.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las vacunas.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release

Los problemas de la vista pueden oscurecer las perspectivas vitales

concept image of optometryPor Randy Dotinga, Reportero de HealthDay

Pero el motivo de la posible asociación no está claro, señala un experto de los ojos

Las personas con problemas de la vista podrían enfrentarse a un riesgo más alto de desempleo, pobreza y problemas de salud mental, sugiere un nuevo estudio británico.

“Nuestro enfoque ha sido sobre todo la pérdida visual grave y tratar las enfermedades oculares que la provocan”, comentó Mary Frances Cotch, jefa de epidemiología del Instituto Nacional del Ojo de EE. UU. “Lo que este estudio señala es que probablemente no debamos esperar hasta que las personas con una pérdida visual leve se vean afectadas por su afección”.

Los investigadores británicos basaron sus hallazgos en un proyecto anterior que examinó la salud de más de 112,000 voluntarios en Reino Unido. La edad promedio de los voluntarios era de 57 años, y el 55 por ciento eran mujeres.

Menos de un 1 por ciento de los participantes eran ciegos o tenían una vista gravemente limitada. Pero un 23 por ciento tenían una vista limitada en uno o ambos ojos, con frecuencia a pesar de usar lentes de contacto o gafas, según el informe.

En esas personas “una vista mala podría ser reflejo de una enfermedad ocular, la necesidad de gafas o la necesidad de unas gafas mejores”, señaló el Dr. Radeep Ramulu, profesor asociado de oftalmología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. Ramulu no participó en el estudio.

Alrededor de un 3 por ciento estaban en el rango mediano respecto al umbral legal para la conducción, lo que la autora del estudio, Phillippa Cumberland, asociada principal de investigación del Colegio Universitario de Londres, definió como “caer en la categoría de discapacidad visual que probablemente afecte a sus vidas diarias de alguna forma”.

No está claro si esas personas tenían más dificultades con cosas como el trabajo y las conexiones sociales, por ejemplo encontrar pareja, apuntó Cotch, que no participó en el estudio.

Pero tenían 1.6 veces más probabilidades de estar desempleados, 1.2 veces más probabilidades de definir su trabajo como de “estatus bajo”, 1.2 veces más probabilidades de vivir solos, y 1.1 veces más probabilidades de tener problemas de salud mental, mostraron los hallazgos.

El estudio no reporta cuántas personas caían en esas categorías.

Ramulu dijo que el diseño del estudio dificulta interpretar los resultados. No distingue entre las personas que tienen una mala vista porque necesitan gafas de las que tienen enfermedades oculares, anotó.

“Las que necesitan gafas podrían ser más propensas a estar desempleadas porque no tienen dinero para comprar gafas, mientras que las que tienen una mala vista que no puede arreglarse podrían estar desempleadas porque no tienen suficiente vista para trabajar”, explicó.

Cotch se mostró de acuerdo en que el estudio tiene limitaciones. Por ejemplo, dijo, no está claro si las personas desempleadas tenían trabajo antes y los perdieron tras desarrollar una mala vista.

Ramulu dijo que, en general, es posible que el vínculo funcione en ambas direcciones: las personas desempleadas y las que tienen problemas de salud mental podrían buscar menos atención para los ojos. Y los que tienen problemas de la vista podrían quedarse sin empleo y desarrollar problemas de salud mental debido a la mala vista. Pero el estudio no probó que la vista mala provocara esos problemas.

¿Qué puede hacerse?

“El tema más importante es asegurar unos exámenes oculares regulare”, planteó Ramulu. En Reino Unido hay atención sanitaria universal, dijo, “pero eso no significa que todo el mundo accede a ella”.

El estudio aparece en la edición en línea del 28 de julio de la revista JAMA Ophthalmology.

Más información

Para más información sobre la salud de los ojos, visite el Instituto Nacional del Ojo de EE. UU.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: Mary Frances Cotch, Ph.D., chief, epidemiology branch, division of epidemiology and clinical applications, U.S. National Eye Institute, Bethesda, Md.; Pradeep Ramulu, M.D., M.H.S., Ph.D., associate professor, ophthalmology, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; Phillippa Cumberland, MSc, senior research associate, University College London; July 28, 2016, JAMA Ophthalmology, online

Cómo divertirse y permanecer seguro en la playa o la piscina

Child on summer swimming pool vacation having fun and happy lifeEstos consejos para la seguridad en el agua de la Cruz Roja Americana podrían salvar vidas

¿Se dirige a la playa o a la piscina para combatir el calor de verano? Tenga presente la seguridad en el agua, aconseja la Cruz Roja Americana.

Las personas de todas las edades disfrutan al refrescarse y relajarse en el agua. Pero los adultos deben mantenerse vigilantes, y también asegurarse de que los niños conozcan las normas de seguridad antes de mojarse.

A continuación, algunos consejos de la Cruz Roja Americana:

  • Busque al salvavidas.Todo el mundo debe nadar en áreas supervisadas, y nadie debe nadar solo. Enseñe a los niños a pedir permiso para acercarse al agua, y nunca los deje solos.
  • Los chalecos salvavidas salvan vidas.Los niños pequeños y los nadadores sin experiencia deben usar chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de EE. UU. cuando estén cerca del agua. Pero no confíe solo en los chalecos salvavidas. Los niños deben estar bajo constante supervisión.
  • Aprenda a nadar bien.Inscriba a las personas que no sepan nadar en clases de natación adecuadas según la edad.
  • Que su piscina sea segura.Si tiene una piscina en casa, asegúrese de que cuente con barreras de seguridad y un equipamiento adecuado a mano. Esos artículos incluyen artículos para extender o tirar, chalecos salvavidas, un kit de primeros auxilios y un teléfono celular. Sepa cómo y cuándo llamar al 911 o a su número local de emergencias.
  • Preste atención.Evite las distracciones mientras supervisa a los niños cerca del agua. Si no ve a un niño, primero revise en el agua. Unos segundos pueden hacer una diferencia para prevenir la discapacidad o la muerte.
  • La protección contra el sol es esencial. Use un protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 15, y limite la exposición directa al sol entre las 10 a.m. y las 4. p.m.
  • Manténgase hidratado.Divertirse en el sol y en el agua puede provocar sed, así que recuerde beber bastante agua. Pero evite el alcohol y la cafeína, que pueden aumentar el riesgo de deshidratación.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) tiene más información sobre la seguridad en el agua.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: American Red Cross, news release