Las olas de calor son un peligro para la salud

bigstock-142457699Beba bastante agua y use aire acondicionado o ventiladores, aconseja un médico

Las olas de calor no solo son incómodas, sino que pueden resultar letales.

Esto es particularmente así en las ciudades grandes. Y los adultos mayores, los niños y las personas con problemas crónicos de salud tienen un riesgo más alto de enfermedades y muertes relacionadas con el calor, según el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

“Los que tienen hipertensión, enfermedad cardiaca, diabetes, enfermedad renal, y los que sufren de enfermedad mental, podrían estar en riesgo de emergencias relacionadas con el calor, como calambres por el calor, síncope (desmayo) por el calor, agotamiento por calor e insolación”, dijo en un comunicado de prensa del hospital.

“Varias clases de fármacos, como los bloqueadores beta y los diuréticos, pueden afectar a la sudoración y en última instancia perturbar la capacidad del cuerpo de enfriarse. Otros medicamentos, como los antihistamínicos, los antidepresivos y los sedantes, también podrían afectar la capacidad de sudar, conduciendo a enfermedades relacionadas con el calor”, dijo Glatter.

Pero los jóvenes sanos también deben tener cuidado cuando hay calor y humedad, añadió.

Para vencer al calor, beba agua cuando tenga sed, pero no beba más de lo necesario. Si hace actividad física al aire libre en el calor durante más de una hora, consumir bebidas deportivas es buena idea, dijo Glatter.

Y esté atento a las señales de las enfermedades relacionadas con el calor, añadió.

“Un pulso acelerado, el dolor de cabeza, el mareo, las náuseas y la respiración superficial podrían ser señales iniciales de deshidratación que podrían preceder a una enfermedad relacionada con el calor”, apuntó Glatter.

En los días calurosos y húmedos, lo mejor es estar en un lugar con aire acondicionado. Si no tiene aire acondicionado en casa, use un ventilador y un rociador con agua fresca para evitar que su cuerpo se caliente demasiado, sugirió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre el calor extremo y la salud.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: Lenox Hill Hospital, news release, June 2016

Los hispanos también deben tener cuidado con los rayos del sol

Closeup Of Smiling Young Woman With Suncream On Face At SeaUna dermatóloga advierte que las tasas de cáncer de piel están en aumento en ese grupo

Muchos latinos creen estar seguros frente los daños que puede producir el sol, aunque el cáncer de piel avanzado es cada vez más común en ese grupo, advierte una especialista en la piel de Nueva York.

“La creencia de que los hispanos no tienen que preocuparse por el cáncer de piel ha existido por generaciones entre los latinos. Lo han oído de sus padres y abuelos, y transmiten la creencia a sus hijos”, dijo la Dra. Maritza Pérez en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

La exposición a la radiación ultravioleta nociva, del sol o de las camas de bronceado bajo techo, es un factor de riesgo controlable del cáncer de piel. Pero muchos latinos creen erróneamente que su piel más oscura les protege del cáncer, y no se cuidan de la exposición a la UV, explicó Pérez.

Muchos también creen que pasar más tiempo bajo el sol y conseguir un bronceado “base” les protege, algo que no es cierto, añadió.

Pérez es profesora clínica de dermatología de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Las tasas de cáncer de piel están aumentando entre los hispanos de Estados Unidos. El melanoma, la forma más letal del cáncer de piel, tiene una tasa de supervivencia de cinco años del 98 por ciento si se detecta y se trata temprano, apuntó Pérez. Pero es más probable que los latinos sean diagnosticados con las formas avanzadas de la enfermedad, que son más difíciles de tratar, anotó.

“Todo el mundo, sin importar el color de la piel, está en riesgo de cáncer de piel, así que todo el mundo debe aprender a protegerse del sol y a revisar las manchas sospechosas en la piel”, dijo Pérez.

Todo el que pase tiempo al aire libre durante el día debe buscar la sombra siempre que sea posible, usar ropa protectora y utilizar un filtro solar de amplio espectro y resistente al agua con un FPS de 30 o más. Los hispanos también deben hacerse autoexámenes regulares para buscar manchas en la piel que sean nuevas o sospechosas, indicó Pérez. Las personas con un tono de piel más oscuro tienden a desarrollar cáncer de piel en lugares inusuales, como:

  • Las palmas de las manos.
  • Las plantas de los pies.
  • Debajo de las uñas.
  • Dentro de la boca.

“La detección temprana es vital para la supervivencia al cáncer de piel”, enfatizó Pérez. “Y si no busca los cambios en la piel, no los encontrará”.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los factores de riesgo del cáncer de piel.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: American Academy of Dermatology, news release, March 3, 2017

Las cerdas sueltas de los cepillos para limpiar la barbacoa podrían ser peligrosas

Grilling Delicious Variety Of Meat On Barbecue Charcoal Grill.Un estudio halló que pueden pegarse a la comida y provocar lesiones en la boca, la garganta y el estómago

Un nuevo estudio sugiere que quizá quiera dar un último vistazo antes de limpiar su barbacoa este verano para asegurarse de que ninguna cerda del cepillo se haya soltado.

Esas cerdas sueltas pueden pegarse a la parrilla, terminar en su comida y provocar lesiones en la boca, la garganta y en el estomago o el intestino, según los investigadores.

Algunos de los pacientes necesitaron una operación quirúrgica por estas lesiones, lo que fue más habitual en verano, y se produjeron con más frecuencia en la boca y la garganta que en el estómago/intestino, informaron los investigadores.

El estudio apareció en la edición en línea del 4 de abril de la revista Otolaryngology–Head and Neck Surgery.

“El problema probablemente se reporte menos de lo que ocurre realmente y por eso está infravalorado”, comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. C.W. David Chang. Chang es profesor asociado de otorrinolaringología clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, en Columbia, Missouri.

“Dada la naturaleza poco común de las lesiones con las cerdas de alambre, las personas quizá no estén muy conscientes de los peligros y las implicaciones. La concienciación entre los médicos del departamento de emergencias, los radiólogos y los otorrinolaringólogos es particularmente importante para que se puedan realizar las pruebas y exámenes pertinentes”, añadió Chang.

En el estudio, los investigadores revisaron investigaciones y analizaron datos de la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU. El equipo identificó casi 1,700 visitas relacionadas con lesiones por el cepillo de la barbacoa a las salas de emergencias de EE. UU. entre 2002 y 2014. Ese estimado no incluye a las personas que fueron atendidas en la atención de urgencias u otros centros ambulatorios, añadieron los investigadores.

Las personas deben tener cuidado cuando limpian las parrillas de las barbacoas con cepillos con cerdas de alambre, y deberían examinar los cepillos antes de usarlos, y tirarlos si las cerdas están demasiado sueltas. También es importante comprobar la parrilla antes de usarla y pensar en distintos métodos de limpieza, dijeron los autores del estudio.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las cerdas de alambre de los cepillos para limpiar la barbacoa.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: Otolaryngology–Head and Neck Surgery, news release, April 4, 2016

El ejercicio regular podría mejorar la supervivencia al cáncer de próstata

Hispanic Man Ready To Go For A RunY el estudio encontró que los hombres que más ejercicio hacían obtenían los mejores resultados

Cumplir con un régimen de ejercicio moderado o intenso podría mejorar las probabilidades de un hombre de sobrevivir al cáncer de próstata, sugiere un nuevo estudio.

El estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) incluyó a más de 10,000 hombres de 50 a 93 años de edad, que fueron diagnosticados con un cáncer de próstata localizado (que no se propagó más allá del órgano) entre 1992 y 2011. Los hombres proveyeron a los investigadores información sobre su actividad física antes y después de su diagnóstico.

Los hombres con los niveles más altos de ejercicio antes del diagnóstico eran un 30 por ciento menos propensos a morir del cáncer de próstata que los que menos ejercicio hacían, informó un equipo dirigido por Ying Wang, epidemióloga principal del programa de investigación en epidemiología de la sociedad oncológica.

Una cantidad mayor de ejercicio pareció conferir un beneficio incluso más grande. Los hombres con los niveles más altos de ejercicio después del diagnóstico tenían un 34 por ciento menos de probabilidades de morir del cáncer de próstata que los hombres que menos ejercicio hacían, encontró el estudio.

Los hallazgos se presentarán el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research, AACR), en Nueva Orleáns.

Aunque el estudio no pudo probar causalidad, “nuestros informes respaldan la evidencia de que los supervivientes al cáncer de próstata deben cumplir las directrices de actividad física, y sugieren que los médicos deben pensar en promover un estilo de vida físicamente activo en sus pacientes de cáncer de próstata”, apuntó Wang en un comunicado de prensa de la AACR.

Los investigadores también examinaron los efectos de caminar como la única forma de ejercicio. Hallaron que caminar entre cuatro y seis horas por semana antes del diagnóstico también se asociaba con un riesgo un tercio más bajo de muerte por cáncer de próstata. Pero el momento era clave, dado que caminar después de un diagnóstico no se asoció con una reducción estadísticamente significativa en el riesgo de muerte, apuntaron.

“La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que los adultos realicen un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa por semana”, anotó Wang, y “estos resultados indican que seguir esas directrices podría asociarse con un mejor pronóstico”.

Dos expertos en cáncer de próstata dijeron que los hallazgos no son una gran sorpresa.

“La actividad física ayuda en todos los aspectos de la salud”, apuntó la Dra. Elizabeth Kavaler, especialista en urología del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. “Este estudio refuerza que un estilo de vida saludable, lo que incluye el ejercicio, es uno de los pocos aspectos del resultado posterior al cáncer que un paciente puede controlar”.

El Dr. Manish Vira, del Instituto de Urología Smith de of Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York, se mostró de acuerdo.

El estudio “aumenta las crecientes evidencias de que el ejercicio regular se asocia con unos mejores resultados en el cáncer de próstata”, dijo. “Múltiples estudios también han mostrado mejoras en otros cánceres, como el cáncer de mama, el de colon y el de pulmón”.

“El ejercicio regular mejora la salud cardiovascular, la calidad de vida, y probablemente la capacidad general de combatir la enfermedad de los pacientes”, añadió Vira.

Wang enfatizó que aun se necesita más investigación para averiguar si sus hallazgos podrían diferir según la edad en el momento del diagnóstico, el peso o el tabaquismo del paciente.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de próstata.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: Elizabeth Kavaler, M.D., urology specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Manish Vira, M.D., vice chair, urologic research, Northwell Health’s The Arthur Smith Institute for Urology, New Hyde Park, N.Y.; American Association for Cancer Research, news release, April 18, 2016

Un análisis de sangre sensible podría ayudar a descartar los ataques cardiacos

Calling For HepLos investigadores afirman que el objetivo es reducir las admisiones en los hospitales y los costos médicos

Un análisis de sangre nuevo y muy sensible podría ayudar a los médicos a descartar con rapidez el ataque cardiaco en casi dos tercios de las personas que acuden a emergencias para el tratamiento de un dolor de pecho, según un estudio reciente.

Los investigadores dijeron que los hallazgos podrían reducir las admisiones innecesarias en el hospital y los costos de la atención médica de forma sustancial.

“Hasta ahora, no había formas rápidas de descartar un ataque cardiaco en el departamento de emergencias”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Anoop Shah, de la Universidad de Edimburgo, en Escocia.

“A lo largo de las dos últimas décadas, la cantidad de admisiones en el hospital por dolor de pecho se ha triplicado. La gran mayoría de estos pacientes no están sufriendo un ataque cardiaco”, dijo Shah.

Evaluar si hay un posible ataque cardiaco requiere unas estancias prolongadas en el departamento de emergencias o una hospitalización que permita realizar pruebas de forma repetida, indicaron los autores del estudio.

La nueva prueba es más sensible que la versión estándar, afirmó el equipo de Shah. Puede detectar unos niveles mucho más bajos de troponina, una proteína liberada cuando se daña el músculo cardiaco. Cuanto más daño haya, mayores niveles de troponina habrán en la sangre. Un ligero aumento de la troponina sugiere que se ha producido algún daño, pero unos niveles muy altos indican que una persona ha sufrido un ataque cardiaco, explicaron los investigadores.

Al usar esta nueva prueba, los médicos podrían quizá duplicar el número de pacientes con un riesgo bajo a los que se puede dar el alta de forma segura en la sala de emergencias, indicaron los investigadores en la edición del 8 de octubre de la revista The Lancet.

“El uso de este método probablemente tenga beneficios importantes tanto para los pacientes como para los profesionales de atención sanitaria”, señaló Shah en un comunicado de prensa de la revista.

Para realizar el estudio, los investigadores midieron los niveles de troponina en más de 6,000 pacientes admitidos en el hospital con dolor de pecho, y evaluaron su riesgo de sufrir un ataque cardiaco o de muerte por ataque cardiaco en un plazo de 30 días.

Los investigadores hallaron que el 61 por ciento de los pacientes con un nivel de troponina por debajo de 5 ng/L (nanogramos por litro de sangre) tenían un riesgo bajo de ataque cardiaco y se les podría haber dado el alta al poco tiempo, independientemente de la edad, el sexo y los factores de riesgo de enfermedades cardiacas. Después de un año, estos pacientes tenían un riesgo de ataque cardiaco y de muerte por causas cardiacas tres veces más bajo que los que tenían unos niveles de troponina más altos, dijeron los investigadores.

Los autores de un editorial acompañante en la revista dijeron que será necesario hacer un seguimiento a los pacientes para validar el uso de este análisis en la práctica rutinaria.

“Se necesitan ensayos para evaluar la seguridad y la efectividad de las vías clínicas que impliquen que no se hagan más pruebas a dichos pacientes”, escribieron Martin Than, del Hospital de Christchurch, en Nueva Zelanda, y sus colaboradores.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) describe los síntomas del ataque cardiaco.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTE: The Lancet, news release, Oct. 7, 2015

Un estudio muestra el precio que la artritis se cobra en la vida laboral y social

bigstock-174090202La enfermedad de las articulaciones, junto con otras afecciones crónicas de salud, podría evitar que hasta un tercio de los afectados trabajen

Sufrir de artritis y de otras afecciones crónicas de salud puede con frecuencia dañar la vida social y la capacidad de trabajar de una persona, encuentra un estudio reciente.

Alrededor de uno de cada siete adultos estadounidenses tiene artritis y al menos otro problema crónico de salud, según los autores del estudio.

Los investigadores encontraron que tener varias afecciones crónicas de salud se vinculaba con discapacidad laboral, un distrés mental significativo y limitaciones en las actividades sociales. Los efectos negativos fueron incluso mayores si una de las afecciones crónicas era artritis.

Entre los adultos con una afección crónica, los que sufrían artritis eran mucho más propensos que los que no padecían de artritis a tener discapacidad laboral (el 16 frente al 9 por ciento), según Jin Qin y sus colaboradores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las actividades sociales también eran más difíciles para las personas con artritis, mostraron los hallazgos. Casi el 4 por ciento de los que tenían artritis dijeron que tenían problemas para participar en las actividades sociales, frente al 2 por ciento de los que no tenían artritis.

En los adultos con dos o más afecciones crónicas, los que sufrían de artritis eran más propensos que los que no sufrían de artritis a tener una discapacidad laboral (el 31 frente al 22.5 por ciento), según los datos nacionales de 2013.

Además, entre las personas con dos o más afecciones, las que sufrían de artritis también tenían más dificultades para participar en las actividades sociales (el 10 frente al 6 por ciento), halló el estudio. Y las que tenían artritis eran más propensas a padecer un distrés mental significativo (el 10 frente al 7 por ciento).

Hay varios métodos baratos y comprobados que pueden beneficiar a los adultos con artritis y/u otras afecciones crónicas, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de los CDC.

Esos métodos incluyen aumentar la actividad física y participar en programas de autogestión. Tales métodos podrían aliviar el dolor y la discapacidad, mejorar la función física y la salud mental, y reducir los efectos negativos de otras enfermedades crónicas como la enfermedad cardiaca, la diabetes y la obesidad.

El estudio aparece en la edición del 4 de junio de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre la artritis.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, June 4, 2015

¿Conoce las señales ‘ocultas’ del asma?

Asthmatic Arab Woman Breathing From A InhalerMenos de la mitad son conscientes de que el dolor de pecho y los problemas para dormir podrían indicar la presencia de este problema de respiración en la adultez, según una encuesta

Aunque la mayoría de las personas saben que respirar con dificultad es una señal de asma, muchas menos saben que tener problemas para dormir o una tos persistente también podrían ser síntomas de la enfermedad de las vías respiratorias, según una nueva encuesta.

Esos hallazgos podrían contribuir a explicar por qué muchos adultos no son conscientes de que tienen la enfermedad y no buscan tratamiento, indicaron los investigadores. Pero 1 de cada 200 adultos en EE. UU. recibe el diagnóstico de asma cada año, una enfermedad llamada asma de inicio en la edad adulta, según los investigadores.

“Muchas personas tienen asma y no lo saben. Muchos adultos no presentan los síntomas tradicionales de asma o no tienen todos los síntomas”, dijo el Dr. David Beuther, pulmonólogo en National Jewish Health, en Denver, un hospital especializado en enfermedades respiratorias.

El hospital se encargó de realizar la encuesta a nivel nacional. Contó con más de 1,000 personas con un mínimo de edad de 18 años. Les preguntaron sobre los síntomas de asma.

Muchos conocían las señales habituales de asma, como la falta de aliento (el 89 por ciento) y la dificultad para respirar (el 85 por ciento), según la encuesta.

Pero con respecto a síntomas menos habituales, un número menor de personas sabían que había una conexión entre estos problemas y un posible asma. Solamente el 65 por ciento sabían que una tos persistente podría ser una señal de asma. Y solo aproximadamente la mitad sabían que el dolor de pecho y los problemas para dormir también podrían ser síntomas de asma, reveló la encuesta.

“No es raro que el asma no se presente como en el libro de texto. En realidad es más habitual que lo que mucha gente cree. Para el paciente o quizá para el proveedor de atención primaria, las cosas que parecen una serie de síntomas de asma muy poco habituales en realidad son bastante comunes. Por esta razón se necesita con frecuencia a un especialista para diagnosticarlo y tratarlo”, dijo Beuther en un comunicado de prensa del hospital.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) tiene más información sobre el asma en los adultos
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: National Jewish Health, news release, April 25, 2016

Guía de un experto para la temporada de alergias

Sick DayLas personas que sufren de alergias deben prepararse para una primavera particularmente ‘desagradable’, advierte un especialista en los senos nasales de Nueva York

Esta podría ser una temporada de alergias primaverales mala, y las personas con alergias deben prepararse, advierte un experto.

“El tiempo cambia como loco, y algunas partes del país podrían experimentar unas condiciones alergénicas peores. Es probable que esta temporada haya una súper producción de polen, de forma que los pacientes deben prepararse”, señaló el Dr. Jordan Josephson, especialista en los senos nasales del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, en un comunicado de prensa del hospital.

“Es probable que sea una primavera desagradable”, añadió.

Es esencial abordar los síntomas de alergia de inmediato, según Josephson.

“Si no se tratan, las alergias pueden provocar inflamación de los senos nasales, conduciendo a una sinusitis crónica. Las alergias también pueden afectar al tracto digestivo. La enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE) puede ser una respuesta directa a la respuesta alérgica. Así que las alergias pueden afectar gravemente a la calidad de vida. Solo hay que preguntarle a cualquiera que sufra de alergias o de sinusitis”, comentó.

La Dra. Punita Ponda, jefa asistente de la división de alergias e inmunología de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, sugirió que si sabe que tiene alergias primaverales, debe comenzar a tomar antialérgicos al menos una o dos semanas antes del inicio de la temporada de alergias. Entonces, sígalos tomando durante toda la temporada, anotó en el comunicado de prensa.

Josephson describió varias formas de mantener los síntomas alérgicos bajo control, como: permanecer en interiores siempre que pueda entre las 10 a.m. y las 4 p.m., cuando los conteos de polen están en sus máximos; usar el aire acondicionado, que limpia y seca el aire; mantener las puertas y ventanas cerradas; y utilizar un purificador de aire.

Tras estar al aire libre, quítese la ropa y lávela de inmediato. Mantenga la ropa expuesta al polen aparte de la ropa limpia. También debe ducharse tras estar en exteriores para eliminar el polen de la piel y el pelo, sugirió.

Además, irrigue los senos nasales a diario para eliminar el polen. Y tome antihistamínicos, pero intente evitar los descongestionantes.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las alergias estacionales.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTE: Lenox Hill Hospital, news release, March 9, 2016

El tratamiento del autismo dirigido por los padres muestra beneficios duraderos

bigstock-179268451Por Amy Norton, Reportera de HealthDay

Una intervención temprana redujo la gravedad de los síntomas años más tarde, según un estudio

Una terapia que se centra en las habilidades de comunicación de los padres podría tener unos beneficios duraderos para los niños pequeños con autismo, según sugiere un nuevo ensayo clínico.

Investigadores del Reino Unido hallaron que los niños de preescolar que participaron en el programa tenían unos síntomas de autismo menos severos 6 años después, en comparación con los niños a los que se atendió con los servicios estándar para el autismo disponibles en su comunidad local.

El estudio es el primero en mostrar tales beneficios duraderos a partir de un programa en la niñez temprana para el autismo. Algunos expertos que no participaron en el estudio se sintieron animados por los hallazgos.

Eso es, en parte, porque el programa se considera de “baja intensidad”. Los padres realizaron 18 sesiones con un terapeuta a lo largo de un año, y luego se hicieron cargo a partir de ese momento.

“Este estudio es importante a la hora de demostrar que el tratamiento administrado por los padres puede usarse de forma efectiva en las comunidades con pocos recursos, en las que hay pocos profesionales entrenados”, dijo Geraldine Dawson, directora del Centro para el Autismo y el Desarrollo Cerebral de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte.

El programa, cuyo nombre es PACT (Preschool Autism Communication Trial [Ensayo de la comunicación en el autismo en preescolar]), se centra en la “comunicación social” de los padres y los niños.

Los padres fueron grabados en video durante las distintas interacciones con sus hijos. Entonces los padres vieron los videos junto con el terapeuta. Los padres aprenden a interpretar mejor el estilo único de comunicación del niño, y a responder a ello.

Para ponerlo en práctica, se pidió a los padres que dirigieran “tareas estructuradas” en casa durante 30 minutos cada día.

El método tiene sentido y es “muy factible”, según Jeff Sigafoos, profesor en la Universidad de Victoria de Wellington, en Nueva Zelanda.

De hecho, ya hay disponibles programas que incluyen principios parecidos en el “mundo real”, dijo Sigafoos, autor de un editorial publicado con el estudio en la edición en línea del 25 de octubre de la revista The Lancet.

“Todos estos programas tienden a compartir algunos elementos comunes, como el hecho de estar basados en casa, que los implementan los padres y que se centran en respaldar a los padres para que hagan que sus hijos participen en más interacciones de comunicación social”, dijo Sigafoos.

Los nuevos hallazgos se suman a las evidencias de que esos métodos pueden ayudar por igual a los hijos y a los padres, según Rebecca Shalev, profesora clínica asistente de psiquiatría infantil y adolescente en el Centro de Estudios sobre los Niños Langone de la NYU, de la ciudad de Nueva York.

No es “intuitivo” que los padres sepan cómo interactuar con su hijo que tiene autismo, comentó Shalev.

Saber cómo jugar con sus hijos y “tener experiencias agradables” beneficia a todo el mundo, dijo.

Aproximadamente uno de cada 68 niños ha sido diagnosticado con un trastorno del espectro autista (TEA), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los TEA se refieren a un grupo de trastornos del desarrollo cerebral que afectan la conducta y la capacidad de comunicarse y socializar de los niños.

La gravedad varía en gran medida de un niño a otro: algunos niños tienen problemas leves con las interacciones sociales, mientras que otros hablan muy poco y se centran en una cantidad limitada de conductas repetitivas.

El estudio PACT contó con 152 niños británicos de 2 a 4 años de edad que tenían problemas relativamente graves con la comunicación social y con conductas repetitivas. En promedio, obtuvieron una puntuación de “8” en una escala estándar de 1 a 10, donde 10 indica los síntomas más graves.

Los investigadores, dirigidos por Jonathan Green, de la Universidad de Manchester, asignaron aleatoriamente a los niños al programa PACT de un año o a los servicios para el autismo “habituales” disponibles en su área local.

Seis años después, los investigadores pudieron volver a hacer las pruebas al 80 por ciento de los niños.

Los investigadores encontraron que, en comparación con los niños que habían recibido los servicios estándar para el autismo, los niños del grupo del PACT eran menos propensos a presentar síntomas en el rango de gravedad: el 46 por ciento frente al 63 por ciento del grupo de atención habitual.

Y aunque el programa se centró en la comunicación social, también redujo, en promedio, las conductas repetitivas y restrictivas.

Se trata de un hallazgo interesante, según Shalev. Dijo que sugiere que la mejora de la comunicación entre padres e hijos tiene “beneficios colaterales”.

Sigafoos afirmó que “una moraleja es que es importante que los padres sean muy receptivos a los intentos de comunicación de su hijo. Intenten crear la necesidad de que su hijo se comunique y observen cualquier indicación de comunicación por parte de su hijo”.

Ofreció un ejemplo: “Su hijo podría llevarle a la puerta de la nevera y pedirle un vaso de leche. Cuando observe esto, puede reconocer que su hijo está intentando comunicarse: ‘Oh, veo que quieres tomar algo de leche’. Luego intente hacer que su hijo se comunique de una forma más elaborada: ‘¿Puedes decir leche?'”.

Por supuesto, el estudio informa de promedios grupales, y no todos los niños presentaron las mismas mejoras. “Dicho de forma simple”, dijo Sigafoos, “algunos niños responderán mejor que otros”.

Pero, añadió, en el mundo real, los terapeutas pueden adaptar una intervención para ajustarse mejor a las necesidades particulares del niño.

Dawson dijo que, idealmente, los niños con autismo deberían ir al terapeuta directamente, y junto con ello se da algún tipo de entrenamiento a los padres.

Pero, añadió, no siempre hay terapeutas disponibles con esa experiencia.

Lo mejor es que los padres también aprendan técnicas para aplicar en casa de un terapeuta entrenado, dijo Dawson. Pero, añadió, también hay buenos libros con “consejos útiles”.

Más información

Autism Speaks tiene más información sobre los servicios de intervención temprana.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: Jeff Sigafoos, Ph.D., professor, education, Victoria University of Wellington, New Zealand; Geraldine Dawson, Ph.D., director, Duke Center for Autism and Brain Development, Duke University Medical Center, Durham, N.C.; Rebecca Shalev, Ph.D., clinical assistant professor, child and adolescent psychiatry, NYU Langone Child Study Center, New York City; Oct. 25, 2016, The Lancet, online

Cocinar en casa podría ayudar a mantener a raya a la diabetes tipo 2

Extended Hispanic Family Enjoying Meal At TablePor Steven Reinberg, Reportero de HealthDay

Un estudio descubre que estaba asociado con beber menos bebidas azucaradas y tener un menor peso

Nada puede compararse al sabor y a la comodidad de una comida hecha en casa, y unos investigadores de la Universidad de Harvard dicen que también podría prevenir la diabetes tipo 2.

Los investigadores hallaron que para cada almuerzo preparado en casa en una semana, el riesgo de diabetes tipo 2 se redujo en un 2 por ciento. Para cada cena preparada en casa, el riesgo se redujo en un 4 por ciento.

¿Cómo podría ser útil comer en casa? Comer más comidas hechas en casa podría ayudar a reducir el aumento de peso, lo que a su vez puede contribuir a reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, explicaron los investigadores.

“Hay una tendencia en aumento de comer alimentos preparados fuera de casa en muchos países. Aquí en Estados Unidos, la ingesta de energía a partir de comidas preparadas fuera de casa ha aumentado desde menos de un 10 por ciento a mediados de los años 60 hasta más de un 30 por ciento entre 2005 y 2008, y el tiempo promedio que se pasa cocinando se ha reducido en un tercio”, dijo el autor del estudio, Geng Zong, investigador de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Al mismo tiempo, dijo, la prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 ha seguido aumentando.

Aunque el presente estudio descubrió un vínculo entre comer en casa y un riesgo más bajo de diabetes tipo 2, no fue diseñado para demostrar una relación de causa y efecto.

Los hallazgos del estudio fueron presentados el domingo en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en Orlando, Florida. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Para el estudio, el equipo de Zong recolectó datos de casi 58,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, y de más de 41,000 hombres del Estudio de seguimiento de profesionales de la salud. Al principio de estos estudios, ninguno de los participantes tenía diabetes, enfermedades cardiacas ni cáncer.

Los que comían entre 11 y 14 almuerzos o cenas hechos en casa a la semana tenían un riesgo aproximadamente un 13 por ciento más bajo de contraer diabetes tipo 2, en comparación con los que comían menos de 6 almuerzos o cenas que se habían preparado en casa a la semana, según el estudio. Los investigadores no tenían suficiente información sobre los desayunos como para incluirlos en el análisis.

“Intentamos analizar las diferencias en la dieta de estas personas y hallamos, entre otras diferencias, que hubo una ingesta ligeramente más baja de bebidas azucaradas cuando las personas comían más alimentos preparados en casa, lo que es otro vínculo entre las comidas caseras y la diabetes en este estudio”, dijo Zong.

Los investigadores también indicaron que las personas que comían en casa con mayor frecuencia estaban ligeramente más delgadas.

Los nuevos datos de una encuesta nacional también mostraron que cocinar la cena en casa se asociaba con una ingesta más baja de grasa y azúcar, dijo Zong.

“Necesitamos más estudios que demuestren si preparar las comidas en casa podrían prevenir el riesgo de diabetes y de obesidad, y cómo podrían hacerlo”, dijo.

“Lo más importante de todo es que, aunque las comidas preparadas en casa tengan una mejor calidad dietética, eso no significa que las personas puedan comer en cantidades ilimitadas”, dijo Zong.

“Mantener un equilibrio entre la ingesta de alimentos y la actividad física sigue siendo esencial para mantener el peso corporal y la salud”, dijo.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, no se mostró sorprendido de que comer más alimentos preparados en casa se asocie con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2 y de aumentar menos de peso.

“Todos sabemos que comer fuera, o la comida rápida, pueden asociarse con más diabetes tipo 2 y obesidad”, dijo. Zonszein añadió que quizá no solamente sea lo que se come en casa, sino que el entorno podría ser más saludable.

Los investigadores no muestran que ninguna comida específica hecha en casa sea más saludable que las demás, indicó Zonszein.

“Es posible que la comida preparada en casa en un entorno menos estresante podría ser incluso un factor más significativo que el tipo de comida”, dijo.

“Estoy a favor de menos trabajo, la ‘comida lenta’, la relajación y la conversación en la mesa y el vino para tener una vida más saludable”, añadió.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTES: Geng Zong, Ph.D., research fellow, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Joel Zonszein, M.D., director, Clinical Diabetes Center, Montefiore Medical Center, New York City; Nov. 8, 2015, American Heart Association Meeting, Orlando, Fla.